20050423

Novias de Adorno

“¿Quién te gusta?”, me preguntaban siempre mis compañeros de 4to grado de primaria con curiosidad infantil. “¡Nadie!”, solía responderles yo, pero nunca se conformaron con esa respuesta. “¡Alguien tiene que gustarte!”, insistían… y tenían razón: había alguien que me gustaba, que me gustaba desde la primera vez que la vi entrando al colegio de la mano de su madre. No recuerdo bien si la vi entrar en cámara lenta, o si las mariposas estomacales hicieron acto de presencia en esa ocasión, mas lo cierto es que fue desde ese día que lo supe. En todo caso, yo no quería confesarle esto a ellos por razones obvias, pero ya estaba harto de que me hicieran la misma pregunta una y otra vez por lo que no me quedó otra que ceder ante la presión y confesarles: “¡Me gusta Virginia!”, y como era de esperarse, en menos de diez minutos ya todo el colegio sabía quién me gustaba. El detalle estaba en que yo no conocía a ninguna Virginia en toda la escuela, y precisamente por esta razón fue que dije ese nombre. Sin embargo, el hecho de que yo no conociera a ninguna no quiere decir que no hubiese por lo menos una Virginia estudiando en el colegio. Murphy no sólo se hizo presente colocando a una niña con este nombre en el curso de segundo grado, sino que además la hizo hermana de alguien que estudiaba conmigo. Fue divertido aclarar luego el malentendido con su hermano...

Ni loco hubiese confesado que la que me gustaba era Melissa. Si se iba a enterar, que fuese porque yo se lo dije y no por medio de terceros ni nada parecido. De todos modos, ella nunca se llegó a enterar de esto, ni siquiera creo que lo llegó a sospechar. Podría utilizar la timidez, el miedo al rechazo, o cualquier otra cosa como excusa, pero aunque todas ellas podrían tener algo de razón; la causa primordial por la que nunca se lo dije no fue otra que: no estaba seguro de lo que sentía. Tenía miedo de que la primera estrella que vi no fuese en realidad una estrella, como bien lo dice Jimmy Eat World en “For me this is heaven” –y si no digo esto me matan: Andrew McMahon de Something Corporate cita esta frase en la excelente “Konstantine”-, porque a pesar de que yo hablaba con ella, hacíamos trabajos juntos y hasta iba para su casa, yo no la conocía realmente. Tenía miedo de que me gustase quien yo creía que era ella en lugar de quien ella era realmente. Al final descubrí que tenía razón en no estar seguro, porque aunque ella es una buena persona, resultó ser distinta a como yo había supuesto que era. No éramos compatibles después de todo.

Para ser hombre, yo soy bastante extraño. El 98% de los hombres no se detendría –ni a los 10, ni a los 15, ni a los 20, ni a los 40- a pensar en que si la personalidad de la otra persona se adapta a la de ellos o no. Que sea bonita y/o que esté “buena” es todo lo que les interesa -y en algunos casos ni siquiera eso, con que simplemente sea mujer les basta-, pero yo nunca fui así. No voy a decir que la parte física no importa para nada porque estaría mintiendo, pero sí diré que es lo de menos. Con que sencillamente tenga algo que te atraiga es suficiente; en mi caso, por ejemplo, es infalible la mirada (una de esas que son profundas y que por más que la contemplas nunca llegas a descubrirla en su totalidad); pero lo que realmente importa –por lo menos para mí- es la personalidad. Tal vez lo que pasa es que soy tan malo para hacer de hipócrita, que es imposible para mí estar con alguien así sea un monumento a la belleza si no me resulta realmente ameno estar con ella. ¿Para qué querría yo una novia de adorno que me sirva sólo para lucirla ante la gente? Yo no quiero a alguien que haga sentir bien a los demás, sino a alguien que me haga sentir bien a mí. Nunca faltarán los rumores de que le gustas a esta o a aquella muchacha, “¡Aprovecha! ¡Aprovecha!”, te van a decir siempre algunos, porque la sociedad tiende a exaltar y hasta a admirar con devoción a los hombres que cada semana tienen a una pareja diferente, mas yo lo que siento por ellos es algo de lástima, esas personas no saben lo que quieren y probablemente nunca lo sepan. Yo soy un fiel creyente del dicho que dice: “mejor sólo que mal acompañado”, y ¡vaya que para mí es difícil encontrar buena compañía!

De niño me preguntaba cómo iba a reconocer a la mujer de mi vida, a mi futura esposa. ¿La veré rodeada de ángeles?, ¿habrá una señal divina que me lo indique?, ¿cómo voy a estar seguro de que es ella cuando la conozca? Pero no hay señales divinas que te lo indiquen, por lo que no vas a estar cien por ciento seguro desde un primer momento. Ese es el chiste del asunto: ¡confiar en tus instintos! Confiar en que alguien es la persona indicada y luego jugar a descubrir si tenías razón o no. Pero para confiar en esa persona de nada me sirve la apariencia –que además con el tiempo se irá marchitando poco a poco hasta que sólo queden los vestigios de lo que una vez fue-, sino su forma de ser. A mí me resulta la analogía con los juegos de video: un juego con excelentes gráficos pero que siempre sea lo mismo aburre rápido, en cambio uno con gráficos normales pero que cada vez que lo juegues sea una experiencia diferente, rara vez te llegará a aburrir. Sin embargo, ¿cómo tiene que ser entonces la forma de ser de la persona que buscas? Daniel, uno de los mejores amigos que se pueda tener, siempre dice que debemos buscar a una versión femenina de nosotros mismos, queriendo decir con esto que tiene que ser alguien que ante todo pueda ser una gran amiga. Alguien que sea lo suficientemente parecida a ti como para tener mucho en común, pero al mismo tiempo lo suficientemente diferente como para que resulte interesante. Alguien que puedas llegar a conocer tan bien que con sólo ver la expresión en su rostro sepas ya lo que piensa de algo. Alguien con la que puedas hablar de cualquier cosa sin llegar a aburrirte. Alguien que quieras con sus defectos y no a pesar de ellos. En fin… alguien que te haga interesar por sus sueños, sus temores, sus costumbres y todos esos detalles que para otros pueden resultar irrelevantes pero que para ti pueden significarlo todo. Toda relación de pareja siempre exige sacrificios y compromisos que resultan en una tortura si no estás realmente enamorado de la otra persona, pero que realizas con gusto si de verdad estás enamorado. Fue Aristóteles el que dijo que amar es “querer el bien para alguien”, así que la mejor manera de reconocer a la persona indicada, es cuando sientes que antes que nada lo que quieres es hacer lo posible para que esa persona sea feliz, por encima de tu felicidad propia.

Parece sencillo, pero conseguir a una persona así –al menos para mí- no es fácil. Si cuesta encontrar verdaderos amigos (aunque vale la pena la espera), encontrar a tu media naranja debe ser toda una hazaña. Un gran obstáculo para esto es la tendencia a idealizar a las personas, a recrearlas en tu mente como quieres que sean y no como en realidad son. A veces quieres tanto encontrar a tu complemento que imaginas que la primera persona que te caiga bien o que tenga una actitud que de lejos te agrade es compatible contigo cuando en realidad no lo es. Pero… ¿qué pasa si tienes la oportunidad de conocer a alguien antes de realmente conocerla, valga la redundancia, de modo que factores externos a la personalidad no intervengan? Si tienes la oportunidad de encontrar a alguien, sea por el medio que sea, muy compatible a ti, no la dejes escapar; no es algo que suceda muy a menudo y nunca sabes si posteriormente tendrás otra oportunidad. Cuando ambas personalidades encajan una con la otra, ya la mitad de la batalla está ganada…


"Love is like a Rubix Cube, there are countless numbers of wrong twists and turns, but when you get it right, it looks perfect no matter what way you look at it".

[Brian Cramer]

“La experiencia nos enseña que amar no significa en absoluto mirarnos el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección. No existen compañeros si no se hallan unidos en idéntica tarea, si no se encaminan juntos hacia la misma cumbre”

[Antoine de Saint-Exupéry]


Canción recomendada de la semana:

* Jimmy Eat World - "For me this is Heaven"

Película recomendada de la semana:*

"Love Actually" (2003) [10/10] Cast: Hugh Grant, Liam Neeson, Emma Thompson, Colin Firth.

-¡Qué disfruten sobrevivir una semana más!

-H.G.

P.D: Me puse a jugar un poco con Flash e hice la animación esa que sale en el título. Otro día la mejoro pero ya tuve suficiente de Flash por hoy. Ya veré qué se me ocurre. Espero que les guste mientras tanto.

23 comentarios:

Any dijo...

q bello.. de pana...
jamás lei a un hombre expresarse así...
se que en algun lugar esta tu mitad perdida, estoy super segura de eso.
es mas.. quizas tu mitad esté conversando con la m´´ia... dando un tiempecito para venir a buscarnos...
Besos... me encantó este post...

SunriseTkila4Two dijo...

Hola! La verdad eres una persona super-especial por pensar de esa manera, muchos otros hombres quieren a su lado una belleza nada mas, una 'mujer florero' para lucirla, sin importar su mundo interior, hombre, donde estabas tu cuando yo era soltera? jejeje (es broma)
Besitos,
Saludos desde L.A.

Rozanel dijo...

Es muy cierto eso de que sientes sacrificios que se vuelven torturas, si te comprometes con alguien pensando en hacer cosas porque él te ama y de seguro tú amas aunque aun no lo hayas descubierto.

Luego te das cuenta, no de que perdiste el tiempo, pues el tiempo que gastaste en él es el mismo que el invirtio en ti, te das cuenta que tenias razones para no poder amar aunque quisieras. Todo el error estuvo precisamente en no buscar esa compatibilidad, en ser personas tan diferentes. Seguro que todos tenemos mas de una media naranja por ahí y que será bien dificil encontrarse tan solo una en nuestro largo andar, esa mitad con la que seguro te sientas felíz.

Pasando a conocer tu blog!! saludos!!

Anónimo dijo...

Gracias por compartir con nosotros lo mejor que he leído en los últimos tiempos, y gracias nuevamente por recordarnos que aún existen las personas honestas consigo mismas, con lo que piensan y lo que sienten.
Saludos!!

Isthar dijo...

Has hecho toda una reflexión sobre el amor y la búsqueda de la persona con la que compartirlo. Me ha encantado.

Me quedo sobre todo con esta frase "Alguien que sea lo suficientemente parecida a ti como para tener mucho en común, pero al mismo tiempo lo suficientemente diferente como para que resulte interesante."

Creo que ahí está buena parte de la clave. Y sí, no es algo fácil de encontrar, y se es muy afortunado cuando se encuentra.

Estoy segura de que pensando como piensas,y sintiendo como sientes, la vida te depara muchas gratas sorpresas llenas de felicidad.

Un beso enorme

Any dijo...

me acabo de dar cuenta q eres sagitariano como yo!... por eso lo soñador y lo sentimental....
besos y abrazos....

Elisa de Cremona dijo...

es verdad, uno nunca sabe si quien le gusta es realmente así o es esa imagen perfecta que nosotros hemos creado de esa persona...
difícil asunto.
Eres hombre y lo describes así de bien? será que habrán otro que piensen así?

UN beso

H.G. dijo...

Las personas interesadas -mujeres- favor envíar currículum vítae a la siguiente dirección: hego3eb@yahoo.com, donde además de los datos usuales se les agradece agregar en qué piensan cuando escuchan las olas del mar, y qué solía hacerlas reír luego de haber llorado cuando eran niñas.
¡Es broma! Lo que sucede es que me dio risa que todas las que han dejado algún comentario hasta ahora pareciera que no se han creído ó que yo realmente pertenezco al sexo masculino, ó que yo no me copié lo que escribí de alguna mujer. Eso confirma mi teoría sobre lo extraño que soy.

De verdad muchas gracias a todas ustedes(que me perdone "anonymous" en caso de que sea un hombre) por sus palabras. Aquí se aprecian bastante, especialmente en este tema que es tan personal.

Un abrazo!

Anonymous: me halaga lo que has comentado pero seguramente hay cosas muchísimo mejores que debes haber leído en los últimos tiempos. En todo caso, ¡gracias a ti!. ¡Lástima que no dejaste aunque sea un nick ficticio para reconocerte cuando vuelvas!

Any dijo...

si... soy sagitariana de 23-11... comenzandito el signo, pero muy identificada con él...

La beba dijo...

hey ke pavo!!!... tas como digo yo ENAMORABLE... jajaja...
bueno... me hiciste recordar tantas cosas, como MI PRIMER AMOR...
y me pude dar cuenta todo lo que se puede evolucionar... Dios!!! que cambios... gachas...

cuaimy

Mariu dijo...

Que bueno que aún existan personas que piensen como tú....en mi caso..yo les llamo "VITRINITAS" a ese hombres bellos y preciosos pero con los cuales no se puede sostener una conversación de 2 segundos...Sigue tus instintos, te aseguro que si esas palabras que escribiste coinciden 100% con tu personalidad, vas a encontrar a esa persona que llene todas tus expectativas, cuando la encuestres, transmítele todas "esas cosas que piensas cuando no debes pensar"...y te aseguro que tú también vas a llenar sus expectativas....pocas personas tienen tanta sinceridad en sus palabras,...está lindísimo...y como dice la canción..."hay personas que juegan a ser felices, por desesperados, por miedo a quedar solos"....y no entienden que "tarde" no significa esperar mucho tiempo por alguien, sino encontrar a esa persona y no poder estar con ella.

Saludos!!

Mari_posita dijo...

Q t puedo decir... excelente este post, este y el d la historia sin fin son lo maximo (son los q mas me han gustado, muy buena descripción de lo q siempre se trata d encontrar en una persona. Si,si no nombrabas a Andrew con MI soco, no t mataba pero si t dejaba d hablar (no mentira).Bue t dejo q ya me voy a el infierno clinico(HOROOOOOOOR,pero ya termine infantil asi q ya no hay mas mordiscos en mis pobres deditos).
PS: viste que closer era medio bizarra pero es bastante aceptable ademas tu Natalie sale bella

Anónimo dijo...

Hola,
Soy la "Anonymous". Llámame Luna, y por cierto, también soy sagitariana.
Saludos,
Luna

Ceci dijo...

Extraordinario. Genial. De antología. Podría decir muchas cosas más, pero arruinaría tan bello post, después del cual no me cabe duda de que habrán muchas candidatas a postularse para ser tu media naranja o para ayudarte a encontrarla. Un muchacho como tú es recomendable. Sólo prométenos que te vas a cuidar de los autoengaños.

Virginia dijo...

Luna, cuando dejes el comentario no le des donde dice "anonymous" sino donde dice other, asi puedes dejar un nombre sin tener que registrarte como hice yo.

En cuanto al post. Está excelente, dónde puedo postularme para ser la presidenta de tu club de fans? Muy lindo todo!!!

Me encantaron las frases también.

Aylen dijo...

Me encanta lo que has escrito. Es realmente difícil encontrar personas que piensen así (especialmente hombres, aunque no sólo ellos), que vayan más allá de lo físico y no busquen un objeto que lucir en su compañía, que busquen personas con inquietudes similares, donde la complicidad cree un vínculo más allá de la mera atracción física.
Y no me parece que estés adoptando una personalidad falsa porque por lo que escribes y por lo que ya sabía se ve que ésa es tu verdadera cara, no sé será que mis poderes psíquicos me hacen intuirlo.
Un abrazo fuerte.

icebutter dijo...

Chicos como tu... como dicen por ahi...UNO EN UN MILLON!!! y no eres extraño, simplemente eres diferente a las masa o a los moldes que tan cansonamente ya ahi...
Felicidades....icebutter

H.G. dijo...

Luna, Beba, Virginia y Icebutter: bienvenidas a este blog y gracias por los halagos!

Mariú: Te garantizo que coinciden 100%.

Mari: Me alegra mucho que te haya gustado tanto como el del viajando en el tiempo (sé cuánto te gustó). Y sí, Natalie sale muy bella. Aunque para mi gusto, sale mucho más bella en Garden State.

Ceci: Gracias. Te prometo que me voy a cuidar de eso.

Aylen: De última pero no por ello menos importante. Todo lo contrario: fuiste la primera visitante de este blog que llegó por su propia cuenta (es decir: no porque yo le haya dado el link), y por eso siempre serás especialmente recibida aquí. Por cierto, al parecer tus poderes psíquicos sí funcionan!

De nuevo gracias a todas.
Un abrazo.

luna dijo...

Gracias Virginia por la recomendación de usar "other", como verás soy muy nueva en estas cosas.

Sara dijo...

CLARO.BELLO.CIERTO.LOGICO Y DIFICIL. UNA GRAN LECCION.

Raiza Ramírez dijo...

Me gustó este post...
A mi parecer, escribes muy bien (sobre todo para ser ingeniero, ja!)
Te invito a ver mi blog:
http://rairam.blogspot.com
Alli escribi un cuento llamado "El novio hueco". Quizá pueda gustarte...

RMY dijo...

H.G.: Hoy descubrí tu blog. Sinceramente, escribes muy bien. Es más, esa redacción prolija, clara y sencilla, que te engancha hasta el final, es algo que escasea bastante en los blogueros de hoy en día. Voy a volver seguido.
Respecto a la entrada en cuestión, muchas de las ideas que expresaste son casi un calco de las mismas que tengo yo –y eso que no soy de sagitario, jajá-. Me quedo al igual que Isthar con esa frase: "Alguien que sea lo suficientemente parecida a ti como para tener mucho en común, pero al mismo tiempo lo suficientemente diferente como para que resulte interesante." Creo que es una síntesis perfecta.

Saudos, y sigue escribiendo así...

IrmaD dijo...

después de leerte ... las palabras sin mas se me han ido