20071103

Instantes eternos

Él la observaba dormir atentamente. Sus manos dibujaban sus facciones mientras su mirada se perdía en la geografía de su rostro. Quería plasmar en su memoria su cuerpo dormido y extender hasta el infinito ese momento perfecto. Anhelaba poder fabricar instantes eternos.

Comenzó entonces a recorrer con sus labios la silueta de su amada. Lo hacía delicadamente para no despertarla. Sólo deseaba rozar levemente su piel, capturar su aroma, respirar su esencia. Necesitaba guardar para sí cada detalle de ella. Coleccionar en su mente los retazos de cada segundo que pasaba a su lado. Por eso se detuvo junto a su corazón: para memorizar la melodía de sus latidos, a la vez que sus inquietos dedos danzaban sobre la desnudez de sus senos.

"¿En qué estará soñando?", se preguntó, y volvió entonces a contemplar su rostro. "¡Te amo!", le susurró al oído, y suavemente deslizó la boca por su cuello hastá llegar a los labios de ella, los cuales besó tiernamente. Seguidamente, la contempló una vez más en silencio. Concentrado. Intentando de nuevo esculpir su imagen en su recuerdo. Tomar una fotografía imaginaria que perdurase en el tiempo.

Fue entonces cuando cerró los ojos y atravesó el corazón de ella con una daga. Lo hacía para salvarla, según era la justificación que se daba a sí mismo. De esa manera, preservaría ese amor que se tenían y evitaría que se manchara con todas las impurezas de este mundo. Ahora jamás se ensuciaría en la eternidad, donde iban a poder estar juntos para siempre, fungidos en un sólo momento.

Con los ojos aún cerrados, retiró la daga del pecho de ella, y sin pensarlo dos veces, la clavó en su propio corazón. Abrió de nuevo sus párpados, y observó cómo su sangre se mezclaba con la de su amada sobre la cama, de la misma manera que imaginaba sus espíritus se mezclarían en el más allá.

Satisfecho, cerró los ojos nuevamente: esta ocasión, con la firme intención de no abrirlos nunca más. Ignoraba que ella, en cambio, sí volvería a abrir los suyos.

+++++

Algo tarde ya, aquí está el cuento de Halloween de este año. ¡Espero que les guste!

9 comentarios:

Jiral dijo...

buenisimo como siempre! excelente giro! jejeje you rock as usual!!! :)

Ivana Carina dijo...

H: Buenísimo!!! El final... sin palabras.
Tarde pero seguro y muy bueno!!!!
Me encantó!!!
Saluditos patagónicos!!!
P/D: Y la música??? no vale! o seré yo no más la que no la escucho? :(

Eduardo dijo...

Ajá! Esta vez venía venir algún giro. Jajajaja...

Pero eso sí, no por eso deja de ser un excelente relato corto.

Muy bueno, como de costumbre.

Saludos! Que estes bien!

H.G. dijo...

jiral: muchas gracias, como siempre ;)

ivana: Me alegra que te haya gustado el cuento. Con respecto a la música, debio haber sido que te cargó mal la página. Eso suele pasar sobretodo cuando se usa firefox, no sé por qué (a veces pasa con el explorer también). Saludos desde el norte del sur.

eduardo: te agradezco mucho tus palabras. ¡Qué estés bien tu también! Saludos!

Erwin García dijo...

Terrorificamente bueno. saludos.

Psique dijo...

Muy a lo Romeo y Julieta, pero sin el cuento de odio.

Muy buena descripcion, me gusta más tu versión.

Raiza Ramírez dijo...

Tenia tiempo sin entrar a tu Blog. Me gusta mucho como escribes crep de arequipe.
Y me caes bien.
Besos.
Raiza

PD. Gracias por el honor del post anterior o siguiente a este. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Esto no es bueno ......Amor ??? no , sinceramente creo q desconoces el valor de esa palabra ........

Anónimo dijo...

Es tan solo un cuento sobre alguien con obvios desequilibrios mentales... deja el drama