20061203

Decir adiós

Decir adiós nunca es fácil. No importa si llevas un año o diez días preparándote para ello, ni si se trata de algo temporal ó definitivo: cuando una persona es realmente especial para ti, decirle adiós siempre te resultará difícil. ¿De qué otra manera podría resultar despedirse de uno mismo?

Y es que esto es precisamente lo que sucede: cuando te despides de alguien muy importante para ti, te estás despidiendo también de ti mismo; porque, en el fondo, una parte de tu ser se está yendo con esa persona. ¿Cómo no aborrecer entonces esa sensación de vacío que queda, esa sensación de como si te hubiesen amputado un fragmento de tu alma? Quizás sea esta la razón por la cual casi siempre el instante en el que debes decir adiós, es también el instante en el que menos quieres hacerlo.

Es que resulta inevitable no evocar, uno a uno, todos los buenos recuerdos que viviste con esa otra persona. Remembranzas que añoras volver a encontrar en el futuro, aunque no sepas cuándo; por lo cual te refugias en la esperanza furtiva de un “¡pronto, muy pronto!”. De esto se trata todo: de mantener viva al menos una migaja de ilusión, porque nada está perdido mientras aún quede algo por lo que se pueda soñar.

No importa cuán duro sea un adiós, la posibilidad de un futuro reencuentro siempre será muy reconfortante. Llevarlo a cabo nunca será fácil, mas tampoco será imposible. Mucho menos, cuando es lo que más deseas.


Canción para acompañar:


* Pulley - "Thanks"


-¡Qué disfruten sobrevivir una semana más!

-H.G.



6 comentarios:

Mafalda dijo...

mi vida ha sido tocada por episodios similares en diferentes ocasiones, quiza unas mas dolorosas que otras, producto de estas "despedidas", creo que me he vuelto mas fuerte, no es facil saber que la persona que se va se lleva tu alma y tu ahi parada no puedes hacer nada.

creo que no fue buena idea colocar a sonar yellow ledbetter de pearl jam al momento de leer tu post!

saludos afectuosos Ache ge!!

punkserastu dijo...

Es cierto...

Zalucita dijo...

Siempre había pensado lo mismo, cada quien se lleva algo de ti y tu influyes (aunque sea en algo mínimo) en su vida, y es recíproco si de verdad el lazo es especial.
Duele mucho cuando las despedidas duran tanto, como una muerte, uno llora y ese vacio, aunque el tiempo, los amigos, el cariño, la felicidad y una poca de paz intenten llenar... nunca queda lleno por completo, yo imagino que somos como un jarrón, desprendemos un pedazo de nosotros cuando se van y después por ahí se escabulle el agua y nunca se llena por completo el jarrón.
Me gustó mucho este, concordé demasiado con algunas ideas. =)

Felices fiestas!! Y navidad todos los días del año. Un beso enorme de Zalu.

Anónimo dijo...

Sabes yo ayer me despedi de la q hasta ese dia fuera mi novia... ella dice amarme pero q son muchos problemas estar juntos... me dice q talvez la cosas con el tiempo vuelvan hacer.... pero eso es algo q no se... solo el tiempo, y la verdad me siento solo... por q ella fue mi mundo por 4 años, y ya nose como es todo fuera de ese mundo, drego60@hotmail.com

Anónimo dijo...

Yo me despedido de personas muy importantes para mi tanto k nunca e podido dejar de pensar en elllas...

Ara mismo no estoy separada x la distancia si no x ...otras cosas y me duele mas estar asi k a 2mil kilimetros....

Anónimo dijo...

es una bendición tener la fuerza para decir adiós cuando sabes el daño que te hace esa persona es más fuerte que el amor que sientes por el...