20051225

Un paso a la vez

"La vida es aquello que pasa mientras uno está demasiado ocupado haciendo planes", dijo una vez Sean Penn, y yo no podría estar más de acuerdo. ¿Cómo podría ser diferente si ya desde pequeños nos hacen invertir gran parte de nuestra infancia en el colegio para así prepararnos para la universidad? ¡Todo sea en pro del futuro! Aún cuando eso implique olvidarnos de que, como dice el slogan de la conocida tarjeta de crédito, la vida es ahora.

Sin embargo, considero que ir a la escuela y/o a la universidad es un mal necesario. Siempre lo he pensado así, a pesar de que mi señora madre juraba que a mí me encantaba el colegio simplemente por el hecho de que obtenía buenas calificaciones. Tiene sus cosas buenas, por supuesto, pero hay una inmensa lista de actividades que preferiría realizar antes que estudiar para un examen de, por ejemplo, Geografía Económica. El hecho es que, casi inevitablemente, invertimos mucho de nuestro tiempo en lograr una carrera que nos abra las puertas de la felicidad y la prosperidad.

Por lo menos nos queda el consuelo de que una vez que nos encontremos en el umbral de "la felicidad y la prosperidad", ya podremos dedicarnos a disfrutar de nuestros logros, ¿no es así? El que opine que sí, que por favor lo piense de nuevo. Como cualquier círculo vicioso, resulta que todo destino es el punto de partida de un nuevo camino. Siempre hay otra meta detrás de la primera, y, al parecer, no hay tiempo para descansar entre una y otra. Digo todo esto porque yo no había terminado de cruzar el primer umbral cuando ya se me ofrecían cinco más.

"¿De qué vas a hacer el postgrado?", "¿Cuándo y dónde vas a hacer la especialización?", "¡Ve pensando en comprarte una casa o un carro!", son algunas de las cosas que me decían y me dicen los más adultos aún desde antes de graduarme. "¿Cuándo nos vamos?", "¿Ya sabes para cuál país te vas a ir?", "¿Qué estás haciendo para agilizar el proceso de irte?", "¡No gastes en eso, ahórralo para cuando nos vayamos!", son algunas de las cosas que me dicen mis amigos que estudiaron conmigo y con quienes alguna vez acordé irme del país si ello nos permitía mejorar nuestro nivel de vida. Sí, en algún momento pienso realizar estudios de postgrado (preferiblemente un MBA), y sí, me gustaría la experiencia de vivir y trabajar en un país del primer mundo (especialmente si cierto presidente sociópata continua deseando emular al "paraíso" cubano), pero... ¿Es acaso considerado como terrorismo no tener planificado desde ya lo que voy a hacer cada día durante los próximos 20 años? ¿Me va a caer un yunque en la cabeza cada vez que salga a la calle si no lo hago?¿En qué momento disfruto de mi vida entre tantos planes? Porque luego del postgrado vendrá pensar en el doctorado, o en formar una empresa y sacarla adelante, lo que debe suceder una vez que me haya establecido en mi nuevo país; lo que me recuerda que aún no he decidido de qué color quiero las flores en el jardín de la casa donde voy a vivir.

Acabo de cumplir 24 años y en mayo tendré dos años de Ingeniero, pero a veces siento como si fueran diez y que los he desperdiciado todos por la agitación que tienen los demás. ¿Cuál es la prisa? Mi plan, por llamarlo así, fue conseguir un empleo en mi área que me permitiera ganar experiencia, ya que sin experiencia no tendría valor en el mercado laboral en el exterior. Paralelamente, durante este tiempo analizaría mis opciones y comenzaría los trámites legales para la legalización de mis documentos académicos. También ahorraría, por lo que me parece estúpido pensar en adquirir carros u otra cosa que amerite una gran inversión si antes de pagarlos ya tendría que venderlos y por menos de lo que costó, pero tampoco esto significa que voy a vivir en la austeridad como si se avecinara una guerra. ¡Quiero disfrutar también de este momento! ¿Cuántas veces en la vida se tienen veintitantos años?

El 2006 será un año decisivo para mí. Posiblemente sea el año en el que emigre, y si no, al menos será el año en el que termine de finiquitar todos los asuntos relacionados con ello. Profesionalmente sé que será un buen año, y en lo personal.... bueno, en lo personal nunca se sabe. Lo que sí sé es que quiero dar un paso a la vez, lo que no quiere decir que voy a ir lento, sino que simplemente no me voy a preocupar de lo que no está en mis manos ahorita. Últimamente me he dado cuenta de que los que me conocen piensan que como soy alguien "centrado" (según dicen), ya tengo planificado lo que voy a hacer durante cada segundo de mi vida de aquí a que me muera. No tengo planificado ni siquiera lo que haré esta tarde. Por supuesto que hay cosas -sobretodo las más importantes- que pienso en realizar con antelación, pero siempre, siempre, dejo un gran margen para la improvisación, ya que nada nunca resulta tal cual como nos lo imaginamos.

Voy a dar un paso a la vez y a disfrutar del ahora. Por los momentos... disfrutaré de la Navidad.

¡Feliz Navidad!

Canción para acompañar:

* Simple Plan - "My Christmas List"

Película recomendada de la semana:

* "Along Came Polly" (2004) [6.5/10] Director: John Hamburg. Cast: Ben Stiller, Jennifer Aniston, Phillip Seymour Hoffman.

-¡Qué disfruten sobrevivir una Navidad más!

-H.G.

11 comentarios:

CURRUSA dijo...

Es bueno dedicarse a disfrutar del día a día, por lo generl esos detalles que no se planifican son los que más se disfrutan...

Feliz Navidad y Feliz Cumpleaños atrasadísimo!

PS: De nuevo por aquí leyendo tus pensamientos.

Mariannextreme dijo...

Que bello tu blog, me parece un libro con cuentos cortos que leeré con tiempo, saludos! (bella cancion)

Isthar dijo...

Ha comenzado el plazo de publicación del "CONCURSO DE CUENTOS DE NAVIDAD".

Para avisar de la publicación del tuyo y ver el resto de los publicados PINCHA AQUÍ

Mariu dijo...

Tienes razón, das la impresión de una persona bien centrada, que tiene muy bien planificada su vida, cosa que no creo que esté mal, lo que se debería hacer (desde mi punto de vista), es disfrutar de todos los momentos de la vida, sin perder el norte, sin olvidar esos planes, metas y sueños.

Que se cumplan todas tus metas y que disfrutes de tu año decisivo.

Saludos!!!

Ceci dijo...

Un pasito a la vez nomás, querido amigo. Sé que vas bien encaminado, así es que sigue tus instintos.

H.G. dijo...

currusa: Mas vale tarde que nunca. Muchas gracias!

Marianne: Bienvenida a mi blog! Me alegra que te guste. La cancion es del soundtrack de una pelicula alemana llamada Adios a Lenin. Saludos.

Mariu: Eso es lo que intento. Muchas gracias por tus deseos! Lo mismo para ti, saludos!

Ceci: Gracias por tan buen consejo, querida amiga, y tambien por la confianza. Un abrazo!

cinodo dijo...

como te entiendo... porque lo he vivido y porque no he terminado ese proceso... y no solo se da a los veintitantos sino que también a los trientaitantos... es un círculo de nunca acabar aunqnque debo de decir que a esta edad trae mas frustaciones. Antes parecía que uno tenía más tiempo para equivocarse... hoy ya no hay vuelta atras y se echa de menos lo que ya no pudo ser...

Polaf dijo...

En toda edad hay vuelta atrás. Siempre existe espacio para recrearnos. Sólo depende de nosotros, no? Concuerdo con Cinodo en que el proceso no termina después de los 30, pero quien sabe, quizá nunca acaba y ahí esta la gracia. Ahora, tal como dices en tu texto, creo que una cosa es tener metas y otra, no disfrutar tu vida por estar siempre pensando en ellas. Creo que si algo he aprendido en la vida, es que jamás se debe poner en segundo plano aquello que más no llena el alma. Pienso que ahí esta el gran problema y la fuente de todas las frustraciones.
Un abrazo y lo mejor para el nuevo año!!!! por lo que cuentas vendrá cargado de novedades.
Pola(f)

Gustavo dijo...

Es cierto todo lo que dices, pero es dificil entenderte y creerte todo lo que aquí nos escribes. Para decirte esto sólo hace falta leer el post que se llama Caminos improvisados y este último que acabas de escribir.

Siento que en el post Caminos improvisados planteas un viaje, pero un viaje distinto en el que los sueños son lo más importante, pero no aquellos sueños que solo significan el exito profesional u otras cosas. No sé, quiza no te he entendido, pero al parecer en tu futuro te visualizas fuera de este país trabajando y estudiando, pero al fin y al cabo cual es la diferencia con la vida que llevas ahora, es en realidad ese viaje el que tu necesitas, no es quizá una idea que en el fondo no es la que quieres. Creo, y es mi opinión que si me pidieras que te acompañara a un viaje, sería a uno que estuviera lleno de sueños pero con el significado que tenían en el post que escribiste llamado Caminos improvisados, donde el exito de verdad puede sentirse una mezcla de varios aspectos, donde nada es obligado ni pensado un millon de veces, donde de verdad la improvisación existe y por sobre todas las cosas donde la felicidad cada año que vamos cumpliendo, en tu caso el 4 de diciembre, se siente de verdad y nos quedan los menores espacios vacíos posibles. Bueno, espero logremos todos nuestros sueños este 2006.

Cuidate, solo es mi opinion y no soy más que un desconocido.

H.G. dijo...

cinodo: Es un circulo vicioso, sí. Por eso es mejor disfrutar lo que puedas en el camino y no esperar a llegar a la meta para hacerlo, porque cuando llegues, te daras cuenta de que tienes un nuevo destino que alcanzar.

Polaf: No pudo ser mas cierto lo que escribiste, en especial: "jamás se debe poner en segundo plano aquello que más nos llena el alma". Un abrazo y un muy feliz año para ti! Gracias

Gustavo: Entiendo la confusión que tienes. Lo que sucede es que en "Destinos Improvisados", me refería a otro tipo de viaje, uno que fuera netamente por placer. En este post, me refiero a la posibilidad de emigrar, lo que es muy distinto. Y hablo de posibilidad, porque no es algo que esté escrito en piedra que voy a hacer, sino que simplemente es algo que estoy considerando. Si esa idea es la que en el fondo quiero, pues ya lo veré. El 2006 creo que me traerá muchas respuestas. Muchas gracias por tu crítica sana! Saludos!

Anónimo dijo...

Hola recien descubro tu blog y me encanta no se como cai aca. E n realidad no leo blogs , pero me identifique mucho con lo q pusiste supongo q todos pasamos por ese proceso y como ya paso mucho tiempo deeso quisiera saber en qandas ahora.. y si es un ciclo q se repiteo se puede aprender a vivir la vida? Bueno espero q te hayas encontrado con lo q buscabas.