20050313

Cosas que odio de cuando tengo Miedo

Muchas veces uno quisiera tener todo el tiempo del mundo para hacer todo lo que quieres, pero es imposible. Tal vez algún día existirá un fantástico aparato capaz de literalmente detener el tiempo en tus manos para lograr que un instante se extienda todo el tiempo que desees. Por ahora, está lejano ese día... así que no me queda otra que hacer lo que me alcance con el poco tiempo que tengo.

Este fin de semana no me alcanzó el tiempo para escribir algo nuevo, ni siquiera para pensar en ese algo nuevo qué escribir, por lo que me tocó comenzar a reciclar material viejo. Lo que viene a continuación es algo que escribí hace mucho tiempo, ni siquiera recuerdo bien qué me motivó a hacerlo, pero podría aplicarse a cualquier cosa. De repente, al leerlo más de uno sentirá que ha pasado por lo mismo: ¿Quién no ha sentido miedo alguna vez?

"Tengo miedo y no se de qué. Lo único que sé es que se trata de la peor clase de miedo que se pueda sentir, aquella que no sabes si podrás vencer. No es el tipo de temor que sueles sentir cuando eres un niño hacia los monstruos imaginarios que habitan debajo de tu cama, o por los terroríficos vestidos que cobran vida en el armario de tus padres. No es miedo a algún peligro real, ni siquiera es miedo a hacerte daño -al menos no del físico-. Es el temor que sientes cuando sabes que debes hacer algo pero que por alguna razón no te atreves a realizarlo. Podrías pensar que el miedo se debe a las posibles consecuencias que ese acto te pueda traer, pero luego de meditar sobre ellas te das cuenta de que en realidad, ninguna te importa realmente. No, no es miedo a las consecuencias de aquello que no te atreves a realizar, sino más bien un miedo a lo que nunca podrán ser las consecuencias de ello, pero que pudieron haberlo sido. Porque mientras no realices ese acto, todavía tendrás esperanzas para eso que tanto anhelas. No es a que no suceda eso que tanto quiero a lo que le tengo miedo, es a tener la certeza de que nunca va a suceder. Es como un miedo a saber que ya no vale la pena soñar por eso.

Lo que odio de tener miedo es esto mismo. Es que de no tenerlo, realizar ese algo que sé que tengo que hacer no sería nada complicado, sino más bien algo sencillo. Pero no lo es, y ese es el problema. Odio tener miedo porque me hace pensar una y otra vez sobre si debo hacer o no lo que ya sé que tengo que hacer. Odio tener miedo porque me hace saber de antemano lo que sentiría si lo peor que pudiese pasar realmente sucediera. Odio tener miedo porque sencillamente no me gusta lo que siento al tenerlo. Odio tener miedo porque no sé si lo pueda vencer o porque tal vez nunca dejaré de tenerlo.

Tal vez mañana logre superar mis temores, y cuando lo haga, puede que me de cuenta de que no tenía razones para tener miedo. Tal vez mañana suceda todo lo que soñé que iba a pasar... o quizás no: tal vez mañana deba acostumbrarme a vivir sin soñar, porque me habré quedado sin esperanzas."

Canción recomendada de la semana: Better than Ezra - Scared, Are You?

Película recomendada de la semana: "Simon Birch".

- ¡Qué disfruten sobrevivir una semana más!

-H.G.

10 comentarios:

Aylen dijo...

Tenías razón al pensar que alguien se identificaría al leerlo, al menos yo lo he hecho. La mayoría de las veces lo peor del miedo no es aquello que lo provoca sino el miedo en sí, lo mal que te sientes al tener miedo, cuando te paraliza y te aleja de todo lo demás.
Yo últimamente también he estado pidiendo que los días duren un poco más porque sino no tengo tiempo para nada, pero ahora parece que ya ando más relajada.
Ojalá inventaran esa máquina que dices para poder para el tiempo en determinados instantes, pero también para poder acelerarlo en otros :)
Un abrazo muy fuerte y sigue escribiendo mucho que lo haces muy bien.

Anónimo dijo...

Luego de leer lo que escribiste, recordé algo que había leído hace tiempo, espero que algunas frases de este escrito te ayuden a reducir ese miedo, o aprender a que el hecho de tenerlo no implica acostubrarse a vivir sin sueños:

QUEDA PROHIBIDO

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tu ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera el ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su sonrisa, todo
porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen menos que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a dios por tu vida,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no seria igual.

PABLO NERUDA.

H.G. dijo...

Debería quedar prohibido poner posts tan largos. Hablando en serio, gracias por el escrito. Es de Neruda, no se podía esperar menos. Pero lo del miedo fue hace tiempo y no era por algo en específico. Y lo de vivir sin sueños, se refiere a cuando logras vencer ese miedo pero los resultados no son los que esperabas y no hay una segunda oportunidad; no se refiere a que cuando tienes miedo no puedes tener sueños.

Aylen: Es bueno saber que te hayas sentido identificada. Es como saber que no estás sólo. Y en cuanto a la máquina, seras la primera a la que avise cuando lo inventen, y definitivamente sí, sería útil también para acelerar el tiempo algunas veces. Cuídate y saludos.

diminui dijo...

Te informamos que este blog ha sido aceptado en el directorio de blogueratura.com, el lugar de la literatura independiente.
Encontrarás los botones de enlace en http://www.blogueratura.com/Botones.htm
no olvides colocar uno en el blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Gracias por seguir publicando la palabra.

Aylen dijo...

Hola! Sólo quería darte las gracias por Imaginary Cigars. Me ha gustado muchísimo, es precioso.

Y tienes razón, si lo acompañas de unas notas podrías convertirlo en canción. Ahí tienes otra posiblidad, ganarte la vida como compositor ;)

Aylen dijo...

Y otra cosita más que ya se me olvidaba.

Escuché la canción, la de Better than Ezra y ha aprobado!!!

Para ser sincera, cuando comencé a escucharla pensé que no me iba a gustar demasiado pero a medida que avanza la canción te va enganchando...
Ahora ya la he escuchado varias veces y cada vez me gusta más.
Me gusta sobre todo la fuerza que tiene cuando llega al estribillo.

Ha sido una buena recomendación,sí,sí.

Ya estoy esperando para escuchar la próxima que recomiendes.

Isthar dijo...

Es como un miedo irracional a dar el salto. Cómo una especie de vértigo que parece anidar en la boca del estómago y que cuando intentamos ir hacia delante nos hace ir hacia atrás...

No dejes nunca de soñar ni pierdas la esperanza ¡¡eso lo último!!

Elisa de Cremona dijo...

Una primera visita y volveré más seguido.
Sobre el miedo prefiero no decir nada, pero sobre el tiempo necesito decir que a mí a ratos pareciera que me sobrara (sobre todo los domingos), tal vez sea por este tiempo tan poco colorido que llevo últimamente... En fin, que te dejo un beso y me voy

Ceci dijo...

Hola H.G.,
Gracias por comentar en mi blog y así darme la oportunidad de leerte. Temo que te convertirás en mi vicio. Y temo también que mi querida Elisa de Cremona llegue a pensar que la ando siguiendo. Me he encontrado comentando en varios blogs inmediatamente debajo de sus comentarios. Qué divertido!
Bueno, pasando al tema de tenerle miedo al miedo. Estoy en eso. En el ámbito profesional y personal.
Nos estamos leyendo...

Anónimo dijo...

Hola buenas tardes. Les envío este E-Mail en relación con un poema que tienen ustedes publicado en su página web, se titula Queda Prohibido y aparece atribuido a Pablo Neruda. Decirles que este poema pertenece a Alfredo Cuervo Barrero, lo tienen ustedes publicado en la página www.deusto.com desde hace algo más de año y medio. Les estaría agradecido si me enviaran la fuente de la cual lo han sacado ya que por varias zonas de Internet aparece atribuido a Neruda.

Como prueba de mi autoría aquí les envío los siguientes puntos.

1º) El poema Queda Prohibido está inscrito en el registro de Propiedad Intelectual de Vizcaya a nombre de Alfredo Cuervo Barrero. Número de inscripción BI -13- 03.

2º) La fundación Pablo Neruda de Chile ha negado que este poema pertenezca al poeta, puede corroborarlo enviándoles un E-Mail en su página Web.

3º) Queda Prohibido fue publicado por primera vez en Internet el 23 de Julio de 2001 en la página deusto.com, un poco extraño que siendo un poema “ tan hermoso de Pablo Neruda”, como se ha comentado en ciertas páginas, no halla ni una sola Web con el poema publicado antes de dicha fecha.

De todas formas la poesía que circula en dichas páginas no es la original ,sino una copia amputada de la misma. Aquí se la envío completa por si es de su agrado y desea publicarla en su página.
Sin más un saludo.
Alfredo.


QUEDA PROHIBIDO

¿ Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.
Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡ no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.
Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.
Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.
Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.
Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.
Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.
Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.
Alfredo Cuervo Barrero ( fredi@euskalnet.net)