20050610

El riesgo de no tomar riesgos

"Si todo fuese fácil, nada valdría la pena", suelo pensar yo.

"Es como un toque de picante que tienen las cosas difíciles que hacen que uno sienta más satisfacción al lograrlas que con las cosas fáciles", me comentó en cierta ocasión una amiga.

Y me dejó pensando: "Si lograr lo difícil nos satisface más, ¿por qué siempre resulta tan tentador tomar el camino fácil, o lo que muchas veces es lo mismo: el camino seguro?" Tal vez sea porque le tememos a los riesgos. Si bien es cierto que la vía complicada es la que, potencialmente, más recompensas nos depara; también es cierto que es la que más riesgos involucra.

Particularmente, nunca le he tenido miedo a arriesgarme; eso sí, siempre y cuando exista una posibilidad real de que las cosas salgan a mi favor. Lo que sucede es que por más dolorosa que sea la caída si fracasas, es mucho más sencillo levantarse nuevamente que superar la incertidumbre de no saber que hubiese pasado de haber tenido el valor de correr ese riesgo. Pocas veces se prensenta la oportunidad de tomar esa decisión nuevamente. En cierto modo, es como ir a un casino y tener la corazonada de que si apuestas al 8 negro en la ruleta vas a ganar. El camino fácil y seguro es ahorrarte el dinero y no apostar nada, mas nunca sabrás qué hubiese pasado de haber seguido a tu instinto. Si en cambio decides jugar, puedes tanto perder como ganar, pero no te quedará la duda, que es lo que más inquieta. Al final todo se reduce a determinar si lo que podrías obtener es tan valioso como lo que podrías desperdiciar, y qué tan factible es obtenerlo. Lo mejor de todo es que en la vida real, esa factibilidad no depende tanto del azar como en el caso de la ruleta, sino en el esfuerzo que nosotros mismos le pongamos a lo que hacemos y a otros factores más tangibles. Lo cierto es que si nunca apuestas, nunca vas a perder, mas... ¿qué emoción tiene llevar una vida así de insípida? El mismo hecho de atreverse ya le da un poco de sazón a la vida.

Muchas veces, es necesario enfrentarse a la posibilidad de perder mucho para poder contar con la oportunidad de ganar en grande, y esto, mis amigos, aplica en todas las facetas de nuestras vidas.

- "Amar es arriesgarse a no ser amado. Tener esperanza es arriesgarse a sufrir. Tratar es arriesgarse a fallar, pero los riesgos deben ser tomados porque el peligro más grande en la vida es no arriesgar nada" [Anónimo]

- "Si no estás dispuesto a arriesgar lo inusual, tendrás que conformarte con lo ordinario" [Jim Rohn]

- "Aquel que se arriesga y falla puede ser perdonado. Aquel que nunca se arriesga y nunca falla es una falla en sí mismo" [Paul Tillich]

- "No es debido a que las cosas son difíciles que no nos atrevemos a hacerlas. Es debido a que no nos atrevemos a hacerlas que ellas son difíciles" [Séneca]

Canción para acompañar:

* Switchfoot - Dare you to move
* 7th Standard - You Decide (versión acústica)

Película recomendada:

* "Sideways" (2004) [8/10] Director: Alexander Payne. Cast: Paul Giamatti, Thomas Haden Church, Virginia Madsen.

-H.G.

10 comentarios:

luna dijo...

Hola!
Yo voy a añadir algo que me contaron una vez sobre el riesgo.

Usualmente uno dice "el que no arriesga ni gana ni pierde", pero esa afirmación es falsa, el que no arriesga simplemente decidió de antemano perder porque se negó desde un principio la oportunidad de ganar.

luna dijo...

No tomar riesgos no es vivir, sino sobrevivir.

H.G. dijo...

Gracias por dejar tu opinión. No podría estar más de acuerdo!

Un abrazo y saludos!

Isthar dijo...

Una frase que me encnata dice "Sin riesgo en la lucha, no hay gloria en la victoria" y desde luego no puede parecerme más cierta.

Es verdad que a veces resulta tentador ceder al camino fácil, pero con el tiempo uno se da cuenta de que quien no se aleja de la orilla no sabrá nunca lo que hay más allá del mar ;)

Si queremos ganar, hemos de arriesgarnos...

thegreenfly dijo...

prefiero estrellarme en el dolor de.. no funcionó... a vivir con la incertidumbre del... que hubiera pasado si..?...
esa incertidumbre apesta... realmente apesta...

Mariu dijo...

Hace mucho..pero mucho tiempo decidí que se acabaron los "y si lo hubiese hecho??.."qué hubiese pasado si....??" en mi vida. Me dí cuenta que me gustaba como se sentía ese "sustico que se siente dentro" a la hora de arriesgarme, y que independientemente de los resultados de esa decisión aprendo mucho más que haciendo lo contrario. De todas todas gano,gano lo que quería ó gano el saber cómo no hacer algo para la próxima ocasión. Definitivamente no arriesgarse es vivir sintiéndose muerto.

Saludos..esta vez no obligados ;)

Nostak dijo...

Lo he comentado ya en alguna ocasión:
Lo que no ganaste al arriesgar puede provocar nostalgia.
Lo que perdiste por no arriesgar, arrepentimiento.

Mari_posita dijo...

Tu t arriesgaste.Hezme un please pon d fondo musical a .... KONSTANTINE!!!!!!!anda siiiiiiiiiiiiiiii

Ceci dijo...

Es verdad, "si todo fuese fácil, nada valdría la pena." Pero a veces las cosas son taaaaaaaaaaaan difíciles.
Yo ya estoy agotada con ciertos temas. Pero sigo peleando. Perdona que te tenga un poco abandonado. Siempre te leo, pero ya no tengo muchas energías para comentar.

H.G. dijo...

Isthar: Excelente frase. Muchas gracias por compartirla.

greenfly: Ciertamente, esa incertidumbre apesta demasiado.

mariú: Me alegra que hayas tomado esa decisión. Gracias por los saludos no obligados.

nostak: 100% de acuerdo.

Mari: sí, ¿y tú?

Ceci: ¡Así es! Sigue peleando y no te rindas! ¿Me tienes abandonado? Has dejado comentarios siempre. Gracias!

Un abrazo!