20071026

All About Chemistry

Cuando alguien habla de lo que busca en su pareja ideal, el 99,99999999999% de los casos viene a colación el término: "química". Sin embargo, como sucede casi que con todas las cosas que nos rodean en nuestras vidas, la "química" es algo que creemos conocer, pero que desconocemos en gran medida. Al menos, esta fue la conclusión a la que llegué luego de investigar un poco sobre este tema.

Levante la mano quien, al hablar sobre química, NO se refiera a esa sensación de mariposas en el estómago que experimentamos cuando estamos ante la presencia de alguien "especial" para nosotros. ¿Acaso hay alguien que haya levantado la mano? Lo más probable es que no, porque todos alguna vez hemos experimentado esas mariposas en el estómago, y nos ha gustado. ¿Quién no ha estudiado, trabajado o estado alguna vez junto a una persona que nos haga sentir que como si flotásemos en el aire? De hecho, es algo que sucede con mucha frecuencia: llegar a un sitio y encontrarnos con alguien que nos impresiona de tal manera, que nos pone nerviosos, acelera nuestros látidos, nos hace desfallecer las piernas, y temblar la voz. Seguramente, muchos de ustedes saben ya que todos estos efectos son causados por la FEA (Feniletilamina), una especie de anfetamina que produce el cerebro cuando nos encontramos ante cierto tipo de personas. Lo que probablemente no sabían -o por lo menos yo ignoraba-, es que este determinado tipo de personas que nos hace producir Feniletilamina, no son necesariamente las que nos parecen hermosas o bonitas; sino que más bien, según el Dr Harville Hendrix, son aquellas que de alguna manera cumplen con una de estas características: nos puede ayudar a finalizar asuntos que tenemos pendientes desde nuestra infancia, nos puede devolver lo que perdimos en el proceso de socialización mientras crecíamos.

Aparentemente, lo quieren decir los psicólogos con esto, es que producimos FEA cuando identificamos, inconscientemente, a personas que en cierto modo nos recuerdan a nuestros padres. Por ejemplo, si la madre de un hombre fue dócil con su padre, entonces él sentira "mariposas" con mujeres que sean o aparenten ser dóciles. Del mismo modo, si una mujer tuvo un padre machista, ella sentirá "palpitar su corazón" por hombres que sean de esa forma. Viéndolo de esta manera, no es muy halagador que digamos el que una persona sienta este tipo de "química" por nosotros.

Como dije antes, todas esas reacciones en nuestro organismo que nos ocasiona la FEA, nos gustan. Nos hacen sentir bien. Sin embargo, una persona determinada sólamente nos podrá hacer producir Feniletilamina por un tiempo finito que varía entre 6 meses y 3 años, dependiendo de los involucrados y sus circunstancias, por lo que luego el efecto agradable de la FEA se desvanece. Por esta razón, si entablamos una relación con una persona sólamente porque nos hacía sentir mariposas en el estómago; lo más seguro es que esa relación se acabe o se torne insoportable una vez transcurrido este tiempo. Lo peor del caso es que al ser la Feniletilamina una especia de anfetamina -y por tanto, una droga-, muchas personas se vuelven adictas a esta clase de "química", que es lo que llaman "love junkies". Estos junkies se pasan la vida saltando de relación corta en relación corta, y si llegan a casarse con alguien, lo más seguro es que sean infieles durante su matrimonio.

Debido a que inevitablemente el efecto de la FEA, tarde o temprano, se esfumará; los expertos insisten en que es una pésima decisión involucrarse con alguien basándose en los "temblores en el cuerpo" que esa persona te produzca. Por esta razón, le dan más importancia a la "química de la afinidad", que a la "química de la mal llamada atracción física" (debería ser más bien "atracción parental", según lo explicado antes).

Y es que resulta que cuando nos la llevamos muy bien con una persona, porque piensa como nosotros, comparte muchos de nuestros gustos, posee el mismo sentido del humor, etc.; nuestro cerebro TAMBIÉN segrega compuestos químicos, sólo que distintos a la Feniletilamina. Se trata de las endorfinas, cuyo efecto es más parecido al de la morfina que al de la FEA, porque nos proporciona calma, tranquilidad, y paz. Aunque no es tan excitante como las mariposas en el estómago, es mucho más estable y adictivo, razón por la cual es mucho menos probable que una pareja que lleva mucho tiempo junta se separe, a que lo haga una pareja joven. Mientras más tiempo transcurren juntos y más experiencias comparten, más adictos se volverán a las endorfinas.

Yo no sé ustedes, pero yo en lo particular, aunque se sienta muy bien el efecto de la Feniletilamina; preferíria tener una relación que únicamente me produjese endorfinas, que lo contrario. Después de todo, la Feniletilamina se acaba. Las endorfinas no.

Cómo bien lo dijo el Dr Mark Goulston, Profesor de Psiquiatría en UCLA, "El amor basado en adrenalina (FEA), es todo sobre nosotros mismos, nos gusta estar enamorados. Con endorfinas (en cambio), lo que nos gusta es amar".


Si quieren leer más sobre este tema, pueden visitar estos links:

Link 1
Link 2
Link 3


Canción para acompañar:

+ Bush - "The Chemicals Between Us"

12 comentarios:

Ivana Carina dijo...

¡¡Wuuaaww!! Me dejaste anonadada!!!
Y yo levanté la mano!!!!
Pero, como vos, me parece que es mejor tener un ataque de endorfinas!! jeje!
Excelente!!
Saludos desde la Patagonia Argentina!!!

Psique dijo...

Yoooo !!! .. yo levanto la mano, desde la `primera lìnea esperè leer FENILetilamina o algo por el estilo, pero imagino que yo no cuento para esas asociaciones :(. De todas formas, muy cierto todo... si habìa leido algo sobre eso ya, pero insisto yo no estoy incluida en las estadìsticas de este tipo, jejeje!

Justo hoy citè algo sobre el enamoramiento ese de "uno mismo", cosas ... que cosas! .. y totalmente de acuerdo contigo, prefiero a las endorfinas, conmigo no se aplica eso de los patrones paternos, de hecho no me gusta que los demàs me los recuerden.. con dos me es suficiente.

Saludos!

Eduardo dijo...

No sabia NADA al respecto. Algo vago sobre que las sensaciones del amor son generados por uno que otro líquido segregado por el organismo, o algo así.

Pero de existir dos tipos de "enamoramientos", eso sí que ni lo había pensado. Interesante.

Pero sabes? Tal vez todos querramos drogarnos de endorfinas, pero si el FEA también existe y nos afecta (constantemente) por algo será. No me voy a negar a disfrutar de ello también Jejejejejeje...

:-) Muy curioso.

Zaluchita dijo...

Vaya!!! Qué interesante post :)
Pero me quedé pensando... no se podrá tener una relación con la FEA que tanto gusta y las endorfinas que tanto tan buenas son???
Bueno, y si sólo una se tiene que escoger claro que escogo las endorfinas :), más bonito debe ser amar.

H.G. dijo...

Ivana: Me alegra que te haya gustado y anonadado este post. Gracias por tu comentario! Saludos desde acá.

Psique: Jeje según los psiquiatras lo de los patrones paternos sucede inconscientemente... De todos modos, ellos se refieren a los casos que producen FEA, no los de endorfinas. Gracias por dejar tu mensaje. Ya sabés que aquí, sí cuentas! ;)

Eduardo: Sí, es muy curioso e interesante este tema, y en mi opinión podría ser muy útil saber estas cosas. Saludos y gracias!

Zalu: Pues sería ideal tener una relación que produzca tanto FEA como endorfinas. Y podría pasar...lo que sucede es que es algo muy poco probable, como ganar la lotería quizá, porque no debe ocurrir muy frecuente que la persona que te haga producir FEA, resulte que además tenga mucho en común contigo, piense como tú, etc. Me alegra que te haya gustado este tema. Saludos!

Ivana Carina dijo...

h.g!! Volví!! Pero es para decirte que tenés una sorprise! en mi blog, andá a buscarla!!!
Lo volví a leer y sigo anonadada! jijiii...
Aguanten las endorfinas!!!
Saluditos desde la Patagonia Argentina!!

Anónimo dijo...

Para ser sincero, you creo que es cierto lo que dice ese parrafo. lo que me deja muy confundido es el como encontrar a mi pareja ideal sin basarme en esas cosas por que cuando uno se fija en alguien, en la manera que uno se siente se basa uno. Entonces en que me deberia basar? bueno, dejenme saber sus opiniones, gracias

MafitA dijo...

Je, que bueno el post...

Segun como lo planteaste, yo creo q la FEA (en algunos casos) es lo que te hace involucrarte en primera instancia con alguna persona, despues puedes dejar un poco de lado esa atraccion fisica/parenteral y conseguir cierta tranquilidad o paz..

Por ahora, yo puro endorfina =P "me gusta amar"... Supongo!!

SaludoS

H.G. dijo...

anónimo: prometo en un post futuro tratar de responder a tu pregunta. Gracias por tu opinión y comentario. Saludos.

mafita: exactamente! En algunos casos, la FEA es lo que te hace involucrarte en primera instancia con una persona, primero: porque es lo que puedes sentir desde un principio (para que haya endorfinas, se requiere de más tiempo para poder conocer a esa persona y saber así qué tan afines son), y segundo, porque tendemos a creer(no sé si por la sociedad, Hollywood, o lo que sea) que estar enamorad@ es sentir todas esas cosas que nos produce la FEA... Yo también supongo que prefiero las endorfinas ;) Saludos

Samuel dijo...

Caramba compadre, te felicito por la investigacion hecha acerca de tan complejo tema, No Poseia Informacion (NPI) acerca de los topicos tocados.

Que te puedo decir, las cosas son asi... Entre la feniletilamina y la endorfina, en realidad no se cual tanga predominancia en mi; eso es como la vaina de cerebro izquierdo y cerebro derecho... Yo creo que tengo una mezcla de ambas... Aunque nadie puede negar lo indescriptible que se siente estar enamorado!

Estamos hablando pronto.

Un abrazo desde el Down Under... jeje...

Samuel.

Jiral dijo...

hey! bueno ganaste, tenias razón, las mariposas no son tan buenas entonces!!! jeje... arriba las endorfinas!!! you rock always!!! jeje

Anónimo dijo...

Un poco tarde mi respuesta, pero muy bueno el tema.

Yo no sé mucho del tema, peeeeeero, yo creo que a veces es necesaria esa feniletilamina para que voltees y te fijes en alguien y luego poco a poco pueden ir surgiendo las endorfinas...no sé pero esa "química" de la que hablan muchos es una mezcla de muchísimas cosas y es por eso que es tan particular.

Saludos y sorry por los embarques.

Mariú