20060211

Blogs

Desde hace un buen tiempo que sé de la existencia de los blogs. Frecuentemente, escuchaba hablar de los llamados “diarios virtuales” que cada vez eran más populares. Yo no entendía por qué causaban tanto revuelo, ya que lo que se venía a mi mente cuando me mencionaban: “diario virtual”, era algo así como El Diario de Anne Frank versión web, lo que para nada llamaba mi atención.

Pasó el tiempo y descubrí el blog que Zach Braff (el protagonista de la serie “Scrubs”) mantiene en la página de su película “Garden State” (Tiempo de Volver), y vi que él lo utilizaba no sólo para contar anécdotas de lo que sucedía en las giras promocionales de la película, sino también para expresar su opinión sobre diversos temas y hasta para promover artistas musicales poco conocidos. Fue entonces cuando entendí que si bien una chamita (niña) de 13 años podía emplear un blog para contarnos que el viernes pasado le fue terrible en el colegio porque una tal Regina le hizo la vida imposible y la llamó “gorda”; del mismo modo uno podía emplearlo para expresar un punto de vista sobre un tema en particular y de esta manera hacer catársis. Después de todo, como dicen por allí, escribir tiene propiedades terapéuticas.

Al comienzo, decidí crear un blog para escribir en él lo que pasara por mi mente en ese momento y luego darle el link a algunos de mis amigos para que lo leyeran y me dijeran si estaban de acuerdo o si creían que yo estaba demente (más aún). Me propuse escribir al menos un post semanal durante al menos un año para así demostrarme a mí mismo que podía ser constante con algo que no estaba obligado a hacer. Hoy, 364 días, 58 posts, 8.874 visitas (aunque no lo tengo visible, sí tengo un contador), y varios nuevos amigos después; puedo estar satisfecho por haber logrado esa pequeña meta personal que, en mi caso, es un gran avance. Durante este tiempo, pude constatar que siempre es agradable saber que hay otras personas que comparten tu punto de vista sobre un tema en cuestión, porque es como verificar que no estás sólo en el mundo. Por eso, me causó tan buena impresión cuando poco a poco personas de diversos lugares del mundo fueron llegando por su propia cuenta a mi blog y se sintieron, muchas veces, identificadas con lo que allí escribía.

Sin embargo, hay cosas que no me gustan de esto de los blogs. Por ejemplo, a veces se le da demasiada importancia al número de comentarios que tienes en cada post, a pesar de que ese no es un indicativo exacto ni de la calidad de la entrada, ni de la cantidad de visitantes del espacio. Por supuesto que una palmada en la espalda de “¡bien hecho!” nunca cae mal, pero de qué sirve tener 100 comentarios por post si sólo 3 son realmente sinceros? En el afán de conservar las visitas y de conseguir otras nuevas, en ocasiones se tiende a visitar blogs que a uno no le gustan para nada y a dejar comentarios no porque tengas algo que decir sobre el tema del post sino porque quieres dejar una evidencia de que estuviste allí, como si hubiese una especie de pacto imaginario de “yo te visito si y sólo si tú me visitas a mí”. Y a veces parece que así fuera, mucha gente deja de visitar a otros si no son correspondidos, pero la verdad es que, después de todo, no hacen falta. En mi caso particular, prefiero que me visiten únicamente aquellas personas que de verdad están interesadas por lo que tengo que decir y que sólo me dejen un comentario cuando realmente quieran hacerlo. Por eso, decidí hace un tiempo dejar de visitar blogs únicamente por cortesía, ya que no me sentía bien haciéndolo.

Lo mismo sucede con los enlaces a otros blogs. En mi caso, yo no pongo un blog entre mis recomendados para promoverlo: ¡a nadie le aumentan las visitas porque yo lo recomiende ni viceversa!, sino que los coloco como una especia de menú portátil de favoritos. Así, no importa si estoy en mi casa, en mi trabajo, o donde sea, puedo acceder a cualquiera de los blogs que me agrada visitar y solamente tengo que memorizar la dirección del mío. Sin embargo, inicialmente sentía la obligación de colocar allí a cualquiera que me enlazara a mí, pero posteriormente me di cuenta de que no tenía por qué hacerlo, así como no tienen por qué hacerlo los que se encuentran en mi lista. Ahora bien, no siempre tengo el tiempo para visitarlos a todos, y en estos casos les doy prioridad a los blogs que más me gustan, porque por supuesto que hay unos que me gustan más que otros, y no porque sean mejores o peores, sino sencillamente porque se adaptan más al estilo que me gusta a mí (esto es, bien redactados y a la vez sencillos, amenos, directos e interesantes. Que no haya que leerlo veinte veces para entender lo que quieren decir. Por ejemplo: el blog de Ceci).

De todas maneras, estas cosas que no me gustan son detalles menores. La experiencia con lo que denominan la “blogósfera” ha sido muy positiva. Durante este año, he tenido la oportunidad de estar en contacto con personas de cualquier parte del mundo que piensan similar a mi, y eso, sin duda alguna, es lo mejor de este mundo virtual.


-¡Qué disfruten sobrevivir una semana más!

-H.G.

P.D: A partir de ahora, la frecuencia de las actualizaciones no será necesariamente semanal. Intentaré que así sea, pero algunas veces podrá haber varias muy seguidas, y en otras ocasiones podrán ser bien espaciadas entre ellas. Todo depende del tiempo del que disponga y de que tenga algo qué decir. Por los momentos, sólo sé que si tengo tiempo ahora más tarde o durante el día de mañana, trataré de hacer una más.

10 comentarios:

Polaf dijo...

veo que soy la primera en postearte!:-)
Me parece muy atinado lo que dices. Creo que yo diría lo mismo en este tema de los blogs. Un abrazo,
Pola(f)

Polaf dijo...

pd: yo también opino que el blog de Ceci es buenísimo. Me encanta como escribe. Es más, llegué a ella a través tuyo :-).

José Joaquín dijo...

De acuerdo casi en todo. Por ejemplo, te quejás del número de comentarios y un posible porcentaje que no sean sinceros. No hay manera exacta de saberlo, pontificar sobre la sinceridad de los comentarios es algo temerario: no todo es lo que aparenta.

Por otra parte el número de visitantes jamás será igual al número de lectores ni necesariamente se refleja en los comentarios.

Yo tengo a este blog en mis bloglines por la serenidad y ausencia de pretensión y lo leo regularmente. Comparto totalmente lo de no esperar que te visiten o que te linkeen. Si un blog te gusta por su contenido hay que visitarlo, pero probablemente al autor no le guste o no le interese el tuyo y hay que respetarlo.

Yo creo que los blogs bien redactados guardan un respeto al lector, porque redactar bien no siempre es fácil. Y si tienen temas que a uno le interesen, pues mejor. También están aquellos que tienen un poco más y que son obras de arte, aunque a veces a sus mismos autores no convezan. Eso se agradece aún más.

Saludos.

El Ogro dijo...

Completamente de acuerdo....y usos y usos de un blog...
Escribir deberia de ser una liberacion no una captacion de leyentes...

Un saludo

Loocila dijo...

felicitaciones por tu primer año!. que buena la constancia y mas si estàs haciendo algo interesante.

Alejandra Rivers dijo...

Qué bueno, un año más que está por llegar. Espero seguirte leyendo por mucho tiempo ;-)
Lo importante es utilizar el blog para algo productivo, aunque sea simplemente desahogarnos. Y si nadie nos visita o deja comentarios... ¿qué importa?...

Saludos!

Psique dijo...

Las razones por las que una persona hace su blog son tan variadas como las cosas a las que puede refrirse en él o la forma en la que lo organiza y son igual de variadas las cosas que pueden motivar que esa persona a seguir escribiendo o no. No a todo el mundo le gusta escribir, como no a todo el mundo le gusta leer, etc ...

Quizas las visitas, los comentarios y ese tipo de cosas hacen sentir a la gente mejor, mas motivado con su blog, menos Solos. Pero nunca las reglas son absolutas, quien tiene una razon para hacer las cosas las hace simplemente con o sin el consentimiento y/o aceptacion de los demás.

Comparto muchas cosas que estan escritas aqui(me fascina el fondo musical), me identifico como tu dijiste y por eso desde que pisé por primera vez tu blog, me gustó.

Llegué a tí por un vínculo en otro blog, eso no garantiza que tengas mas visitas, pero si hace posible que "casualmente" alguna persona llegué a tí y pueda interesarse o no por lo que tu escribes.

Saludos!

punkserastu dijo...

Bueno, escribí un comentario y al querer publicarlo se borró. Estoy de acuerdo contigo y punto. Al final uno entiende... Un secreto: A veces sólo entro a tu pg para escuchar la melodía que tienes colocada.

Diana Arteaga dijo...

Jajaja, guao, yo empecé escribiendo una columna para un grupo de amigos especiales, (eran como 6 y ni siqueira eran mis mejores amigos, sino personas claves para uno) y la meta eras sacar una columnita por semana. Después de que eso no funcionó, empecé con una por mes, y después de que eso tampoco funcionó, empecé a sacar una cada vez que se podía, y en realidad cuando me divierte escribir, así no generaba obligación de que nadie me leyera. Hoy en día ya no le mando los artículos a mi lista clave de amigos, sino que escribo para el que sea que me quiera leer, y mi contador me avisa que a mi blog llegan por esas cosas de la vida gente de lugares nunca imaginados, además porque ni siqueira coincidimos en idioma. Ese es lo qu emás me divierte de escribir.

Azena dijo...

totalmente de acuerdo contigo. enhorabuena por ese año. ;-)