20060304

Everybody Hurts

“Todos cometemos errores”. “Errar es de humanos”. ¿Quién no ha escuchado alguna vez cualquier frase relacionada con el hecho de que nadie es perfecto y, por lo tanto, todos nos equivocamos? Sin embargo, es increíble –y aquí me incluyo- lo poco tolerantes que somos a los errores de otros. Exigimos perfección a pesar de que ésta no existe. Si nos fallan una vez, ya no vale la pena dar otra oportunidad.

Es que las cosas negativas son las que la gente siempre recuerda. Son las que perduran en la memoria. Tú puedes pasar toda tu vida comportándote de forma modelo, pero basta con que falles una vez, para que la imagen que otros tenían de ti se deteriore completamente. Una mala decisión pesa más que un millón de buenas acciones. Es como cuando un niño que siempre dice la verdad, cierto día lo descubren diciendo una mentira y luego lo tildan de mentiroso a pesar de que sólo lo hizo una vez. ¿Acaso alguno de nosotros tiene derecho a lanzar la primera piedra?

Pero si errar es de humanos, reconocer que te equivocaste y admitirlo es algo que no lo hace cualquiera. Pedir perdón sinceramente, por voluntad propia, es un acto que requiere de valor, madurez, autocrítica, y algo de humildad. Tanto disculparse como perdonar a alguien, son dos gestos que merecen ser aplaudidos. ¿Quién no tiene nada de qué arrepentirse? ¿Quién no ha tomado alguna mala decisión en su vida porque había luna llena o por el motivo que sea? ¿Quién no ha perdido el control alguna vez y se ha dejado llevar por un impulso? ¿Cómo te sentirías si nunca hubieses recibido otra oportunidad? ¿Qué te parecería si la percepción que otros tienen de ti estuviera basada enteramente en tus errores y no en lo que has hecho bien? A los que no les agrada la idea, entonces no hagan con los demás lo que no les gustaría que hicieran con ustedes.

Si no se trata de un asesino en serie, si no es alguien que les ha hecho mucho daño por pura maldad, si esa persona demuestra un sincero arrepentimiento y admite su error, ¿por qué no podemos perdonarla y darle la oportunidad de que demuestre que ha aprendido una lección? Después de todo, como le enseñó sir Michael Caine a Christian Bale en la película “Batman Begins”, si hay una razón por la cual nos caemos, es para poder levantarnos nuevamente, y, en mi opinión, con más fuerza.

¡No son nuestros errores los que nos definen!


Canción para acompañar:

* R.E.M. - "Everybody Hurts"

Película recomendada de la semana:

* "Batman Begins" (2005) [9/10]. Director: Christopher Nolan. Cast: Christian Bale, Sir Michael Caine, Liam Neeson, Katie Holmes.

-¡Qué disfruten sobrevivir una semana más!

-H.G.

4 comentarios:

Alejandra Rivers dijo...

Lamentablemente nuestra sociedad se basa en aquello de que "el que mata un perro una vez, se queda mata perros para toda la vida". Sí, he cometido el error de juzgar a una persona porque hizo algo que no me gustó y de esa manera condicionarme ante sus actos, siempre esperando o pensando en que me la va a volver a hacer. ¿Por qué?... me pregunto ahora. Yo también he estado allí, en el otro lado de la reja, cometiendo errores y deseando que se me dé una segunda o hasta tercera oportunidad. Lo bueno es que ya lo entendí, y me costó tantas cosas maravillosas haber sido tan cabeza dura que jamás, y me atrevo a decir esa palabra, volveré a actuar sin pensar primero en las consecuencias.
Muy buena película, muy buen post.

Saludos! ;-)

Nostak dijo...

Tu no lo sabes, pero hoy necesitaba leer eso de
"No son nuestros errores los que nos definen"

gracias

Mariu dijo...

No tienes idea de lo tanto, pero tanto que pesan los errores en esta vida; es tanto así, que a veces es opto por evitar ciertas situaciones, o continuar algo, para que no se repitan eso errores tan pesados. Sé que no es la idea, pero en ciertas ocasiones es lo más saludable.

Saludos.

Adriana dijo...

Hey!!!! que paso este fin de semana que no hay nada escrito??

Saludos y un Abrazo!!!!!